PMI Madrid Spain

Entrevista a Pilar Zamoro Tapia

 Pilar Zamoro Tapia

 

Pilar Zamoro Tapia

Voluntaria Branch de Extremadura y Castilla La Mancha

 

 

 Por Cristina Porras Álvaro (Junio 2019)

 

El mes de Junio, viene con la entrevista de nuestra compañera Pilar Zamoro Tapia, que aportó su experiencia y ayuda, en el voluntariado del Branch de Extremadura y Castilla La Mancha para promover y dar respuesta a la demanda de conocimiento sobre Dirección de Proyectos en provincias, fuera de núcleos como Madrid, Barcelona o Valencia.

Nos gustaría conocer un poco más sobre ti, antes de que nos cuentes tu faceta de voluntario, ¿en qué sector trabajas y a qué te dedicas profesionalmente?

Trabajo en el sector de la construcción, soy arquitecta. En los 16 años de profesión en todos los proyectos que he trabajado, al final, la coordinación entre los diferentes participantes representaba un peso muy importante en la consecución del éxito del proyecto. Ahora mismo, además de trabajar como arquitecta, desarrollamos en EZAR Técnica y Gestión, labores como PMP.

Coméntanos. ¿Qué te llevo a hacerte voluntario? 

Para obtener la certificación de PMP me formó Anabel Domínguez y nunca perdimos el contacto. Asistí a la presentación del Branch de Extremadura y Castilla La Mancha que ella y otros profesionales habían creado, para dar cobertura a dos regiones muy extensas, en las que las personas dedicadas a la Dirección de Proyectos o PMP directamente, estábamos muy desconectadas.

Fue este proyecto tan bonito el que me llevó a hacerme voluntaria.

¿Cómo llegaste a ser voluntario del Branch de Extremadura y Castilla La Mancha?

Una vez conocí el Branch y ví lo interesante que podía llegar a ser, entendí que había que colaborar.

Y ¿qué te mueve a ti personalmente a ser voluntaria?

Siempre me han interesado las labores de voluntariado en el ámbito personal.

En esta ocasión, siendo un voluntariado más enfocado al tema profesional, me pareció importante colaborar con algo que nos permitiera crear una red de contactos entre los interesados en la Dirección de Proyectos de la zona, tener una formación permanente y dar a conocer al en estas dos comunidades  esta profesión tan bonita y tan necesaria. ¡No podemos esperar siempre a que lo hagan los demás! Hay que arrimar el hombro y ser parte de ese avance.

¿Qué nos podrías comentar acerca del Branch de Extremadura y Castilla La Mancha en el que estuviste colaborando? 

Fue un proyecto muy ambicioso. Son regiones en las que la figura del Director de Proyecto no está consolidada, entendíamos que era mejor unir las fuerzas de las dos regiones para sacar un proyecto común. Planteamos eventos que replicaríamos en las dos comunidades, enfocados siempre a las circunstancias de estas regiones, bastante similares entre sí en muchos aspectos.

¿Qué fue lo más complicado?

Que se entendiese la unión de las dos comunidades, de hecho, a día de hoy ya no existe ese Branch. Para los que estuvimos ahí, entendiendo las dificultades que podía generar una extensión tan grande de terreno, veíamos que era mucho mejor agrupar a la gente de ambas regiones y plantear eventos a pequeña escala que se pudieran repetir en varias sedes, enfocados a zonas con una determinada situación empresarial por lo general muy diferente a Madrid o Cataluña. Pensamos que la unión hacía la fuerza y que merecía la pena luchar porque saliera adelante.

¿Y lo más interesante/gratificante? 

La gente. Lo recuerdo como una etapa muy bonita, que me dio la oportunidad de conocer a personas estupendas dentro de los voluntarios de este y otros Branch, y de asistentes a los eventos que realizamos. La generosidad de los ponentes que nos acompañaron, y la satisfacción de ver que aquello que se organizó con mucho esfuerzo, resultó interesante para los asistentes y nos alentaban para que siguiéramos con el trabajo.

¿Qué dirías a los posibles voluntarios que estuvieran pensando incorporarse a un voluntariado del PMI?

Adelante. Requiere tiempo y esfuerzo, pero no tiene por qué ser de por vida. Se trata de aportar un granito de arena. Yo solo estuve dos años, y aprendí muchas cosas. Una de ellas a valorar siempre el trabajo que hay detrás de cualquier cosa a la que asistes, que muchas veces, no nos damos cuenta de la cantidad de gente implicada que lo  ha hecho posible.

Muchas gracias Pilar!!