PMI Madrid Spain

PMI Madrid Spain

Josemaria Nunez

José María Núñez Araque, ICCyP, PMP®

Vocal Junta Directiva PMI Madrid Spain Chapter

CEO en AGIPCI Consultores, www.agipci.com

TRABAJAR POR PROYECTOS / SISTEMA DE GESTIÓN DE PROYECTOS

Todas las organizaciones y profesionales para realizar sus productos y/o la prestación de sus servicios realizan operaciones y/o proyectos. Los proyectos se corresponden con la realización de entregables únicos o singulares bien sea para clientes externos (contratos) o internos (encargos). Las operaciones se corresponden con la elaboración repetitiva de entregables iguales o similares, pero en su concepción, diseño, puesta en fabricación, actualizaciones y retirada se realizan proyectos, es decir, que durante su ciclo de vida se realizan múltiples proyectos. Luego, el trabajo por proyectos está presente tanto en la realización de los entregables únicos, como de los  repetitivos.


En las organizaciones, según volumen de trabajo por operaciones o por proyectos, se dice que están orientadas a operaciones y/o proyectos. Es importante que cada organización identifique cuál es su orientación a efectos de desarrollar sistemas y gestionar los riesgos.

Sobre Gestión de Proyectos hay un gran desarrollo y cultura en el mundo anglosajón, de forma que  se han identificado las buenas prácticas que a su vez, se han recogido en estándares de reconocimiento internacional, como PMBoK, PRINCE2, ICB3.0,..., que han intervenido en la elaboración de la Norma Internacional ISO 21500 Guía de Project Management, que es multisectorial para la Gestión de Proyectos, pero no aplica para las operaciones.

En particular, las consultoras, inversoras, financieras, jurídicas, ingenierías, concesionarias y CPPs, constructoras, etc., están fuertemente orientadas a trabajar por proyectos. También, en las organizaciones identificadas como prestadoras de servicios, telecomunicaciones, banca, etc., su innovación y mejora se produce mediante múltiples proyectos.

ACCESO AL MERCADO GLOBAL / COMPETENCIA ESTRATÉGICA.

La consecuencia más inmediata de la aparición de la ISO 21500 de Gestión de Proyectos es la apertura de mercados a un comportamiento global como consecuencia de haber un acuerdo internacional sobre los principios y directrices en la Gestión de Proyectos, es decir, que tanto las organizaciones como los profesionales que gestionan y dirigen proyectos pueden manejar los mismos conceptos y estructura en sus relaciones contractuales y trabajo con clientes, socios, proveedores y demás agentes intervinientes. Esto facilita la expansión de los negocios por proyectos al ámbito internacional.  Luego, la Gestión de Proyectos con la ISO 21500 PM es una competencia estratégica para las empresas.

EFICIENCIA Y EFICACIA / COMPETENCIA DIRECTIVA.

Otro aspecto muy importante es el laboral, pues los Equipos de Gestión del Proyecto, se  constituyen o completan como consecuencia de un contrato cuya singularidad vendrá dada por la definición de un alcance o requisitos, un plazo determinado, un coste previsto, un entorno geográfico, de país,..., y unos agentes intervinientes. Esto implica la participación de profesionales de múltiples especialidades y nacionalidades, requiriendo colaboraciones con agrupamientos rápidos y temporales, cuya flexibilidad, eficiencia y eficacia vendrá marcada por conocer y aplicar los procesos directivos consensuados de manera global en la Norma Internacional ISO 21500 de Gestión de Proyectos. En este sentido, cobra especial relevancia la formación y capacitación de profesionales en la Gestión de Proyectos, pudiendo hacer referencia a certificaciones profesionales como la de PMP® del PMI® basada en el conocimiento de la Guía PMBoK cuyo capítulo 3 coincide en más del 90% con la ISO 21500 PM. Luego, la Gestión de Proyectos con la ISO 21500 PM es una competencia directiva para los profesionales que dirigen proyectos.

SOSTENIBILIDAD Y COMPETITIVIDAD / GANAR Y NO PERDER.

El resultado de trabajar los proyectos aplicando los principios y directrices de la Gestión de Proyectos de la ISO 21500 se traduce en una mejora de la calidad en el cumplimiento de los requisitos del producto y/o servicio, que se traduce en una mejora de la satisfacción del cliente. Así mismo, la gestión eficiente de los recursos se traduce en una mejora de la sostenibilidad y por lógica en una optimización de costes que tiene un impacto directo en la mejora de la competitividad en unos mercados cada vez más globales y una mayor eficacia de los resultados respecto a los objetivos de negocio.

En resumen, para las organizaciones y profesionales, alinearse con la ISO 21500 PM, adquiriendo, completando y/o actualizando los conocimientos y prácticas sobre la Gestión de Proyectos de manera unificada con esta Norma Internacional, solo aporta mejoras a ganar y nada que perder. Sobre todo en empresas con una cierta cultura organizativa que tengan desarrollados sistemas y procedimientos de gestión de costes, compras, programación, recursos humanos, calidad, medio ambiente, prevención de riesgos laborales, etc., encontrarán en esta Norma toda la estructura para la integración y coordinación de los proyectos en las áreas y actividades mencionadas. Pero si además, tienen implantadas las normas ISO 9001, 14001 y 18001, les será aún más fácil su tratamiento integral y coordinado en los proyectos. Y por último, comentar que también constituye una oportunidad de incorporar la ISO 31000 Gestión de Riesgos, un estándar imprescindible para la toma de decisiones.