PMI Madrid Spain

Solo hay que añadir agua

logotipo EIGPselloATP PMI

 

 

Hay secretos ocultos detrás de muchas soluciones de limpieza e higiene cotidianas. Según la Fundación Ellen MacArtflur, el 90% de una botella de producto de limpieza es agua.

Toda esta agua añade peso y volumen, lo que significa que los barcos y los camiones necesitan más espacio para transportar estos productos, y que utilizan más combustible y generan más emisiones de carbono Y cuando esas botellas y tubos de plástico de un solo uso están vacíos, generalmente terminan en la basura.

Para reducir los desechos ambientales y reducir las necesidades de reciclaje, una serie de equipos de proyectos están entregando una nueva generación de productos de limpieza e higiene personal. El gran cambio: pedir a los consumidores que utilicen los limpiadores añadiendo agua de casa.

 Imagen1

LA PRÓXIMA OLA

El equipo del proyecto que estaba a cargo de PÄRLA (opción de pasta de dientes en tabletas del tamaño de un cereal) se vio motivado por el hecho de que 1.500 millones de tubos de pasta dentífrica van a parar a vertederos o al océano cada año. Por eso, el equipo de PÄRLA exigió que su producto no utilizara ningún tipo de plástico y que las tabletas se vendieran en un tarro de cristal reutilizable.

Durante los últimos dos años, las empresas emergentes de bienes de consumo envasados como Blueland (compañía que vende kits de limpieza con cápsulas y botellas recargables para contaminar menos) han lanzado carteras sólidas de agentes de limpieza a base de tabletas (jabón de manos, detergente para ropa, spray de limpieza) en envases recargables.

En septiembre, la marca global Seventh Generation (compañía estadounidense que vende productos de limpieza, papel y cuidado personal ecológicos) presentó su nueva línea Zero Plastic de productos de limpieza a base de polvo y tabletas empaquetados en envases de plástico.

Para evitar el plástico por completo, Seventh Generation reunió a un nuevo equipo de proyecto, denominado equipo de incubadora de crecimiento, que abarca el packaging, la formulación de productos, la sostenibilidad, la gestión de marca, los conocimientos del consumidor, la cadena de suministro y las finanzas. Luego, los patrocinadores del proyecto animaron al equipo a ser extremadamente ágil en su enfoque. En lugar de un ciclo de desarrollo de varios años que comenzó con estudios de mercado y grupos focales, al equipo del proyecto se le dio un cronograma del proyecto de solo un año para llegar al mercado.

Un equipo pequeño y ágil "nos permite llevar una nueva idea al mercado rápidamente para que podamos obtener aprendizajes del mundo real sobre la idea y luego repetir y optimizar", dijo Kelly Murosky, ingeniera senior de packaging en Seventh Generation. El proyecto arrancó en julio de 2019, la producción comenzó en julio de 2020 y el producto llegó en septiembre. El equipo ya está pensando en las posibilidades futuras, incluyendo la infraestructura para hacer posibles las recargas de los consumidores.

edificios sostenibles2PROBANDO LAS AGUAS

En Blueland, los ciclos de desarrollo de productos también rondan los 12 meses de I+D, aunque la cofundadora y consejera delegada, Sarah Paiji Yoo, afirma que cada proyecto terminado informa sobre la planificación de futuras iniciativas.

"Cada paso del primer proyecto fue más difícil de lo que esperábamos, desde la formulación hasta la creación de un proceso de fabricación único, pasando por la forma de envasar los comprimidos en papel", afirma Paiji Yoo, de Nueva York (Estados Unidos).

Cojamos de ejemplo algo tan aparentemente sencillo como las fragancias. La mayoría de los ingredientes de las fragancias (tanto los aceites esenciales como las variedades sintéticas) sólo vienen en forma líquida, por lo que el equipo de laboratorio tuvo que idear una nueva forma de encapsular la fragancia en dióxido de silicio. Cuando se añade agua, el dióxido de silicio se disuelve y libera la fragancia. Para encontrar un fabricante capaz de producir las nuevas pastillas fue necesario visitar 50 posibles fabricantes, desde los más habituales (fabricación de ropa y medicamentos) hasta los más creativos (una fábrica de caramelos). Sin embargo, Paiji Yoo también dice que algunos de los requisitos internos del equipo eran quizá demasiado elevados. Al principio, por ejemplo, el equipo tenía el objetivo de crear pastillas de limpieza que se disolvieran en el agua casi al instante. Durante los sprints de desarrollo, cuando las primeras fórmulas tardaban 10 minutos o más en disolverse, el equipo temía el fracaso. Pero los grupos de discusión demostraron que a los consumidores no les importaba esperar a que las pastillas se disolvieran.

Esto ha servido para recordar que, incluso cuando se trabaja en un espacio novedoso en el que la educación y la concienciación del consumidor pueden ser una barrera, poner un nuevo producto en manos del usuario final lo antes posible es un objetivo que merece la pena.

Artículo “Solo hay que añadir agua” de la revista PM NETWORK de Enero-Febrero 2021, revista del PMI. PMNETWORK, PMI, PMP son marcas registradas del Project Management Institute.

Cada vez es mayor la preocupación de las empresas por ser respetuosas con el medio ambiente, intentando ser lo más sostenibles posible.

¡El futuro depende de proyectos innovadores que respeten el medio ambiente y que sean útiles para la sociedad!

Las metodologías ágiles son una práctica cada vez más recurrente dentro de la gestión de un proyecto, pues trae consigo innumerables beneficios cuando se logra un correcto empleo de ellas, permitiendo adaptarse a las exigencias del mercado actual y entender las expectativas y necesidades de los usuarios.

Esta metodología permite no estar obligados a prever los cambios que un cliente quiere ir realizando durante el desarrollo del proyecto, ya que estos cambios se pueden ir corrigiendo al momento. Esta forma de llevar a cabo un proyecto nos permite ser mucho más actuales, poder respetar las últimas necesidades del mercado y ser más competente a la hora de integrar nuevas tecnologías.

Por ello, cuando utilizas este tipo de métodos es importante que conozcas la importancia de contar con un experto en agilismo dentro del equipo de trabajo para así obtener los resultados esperados.  

EIGP es consciente de esta necesidad del mercado y ofrece gran variedad de formación en este ámbito. Esta formación permitirá adoptar perfectamente el rol de Director o Gestor de Proyectos y adquirir conocimientos de enfoques ágiles con lo que se podrá ajustar el proyecto a las circunstancias específicas del momento.

Si tienes cualquier consulta sobre nuestra formación no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos encantados.