PMI Madrid Spain

Entrevista a Jaime Chinchilla

JChinchilla EntrNov18 01
JAIME CHINCHILLA GARCÍA

Grupo de Interés Proyectos Públicos del PMI Madrid Spain Chapter - Administración Local.

(Noviembre de 2018) por Susana Moreno

Hace pocos días asistíamos al XV Congreso de Directores de Proyectos del PMI Madrid Spain Chapter. Los temas tratados iban más allá del Management, porque como Directores de Proyectos debemos entender, no sólo la industria en la que operemos, sino cada vez más que de una forma transversal todo está interconectado gracias a los avances tecnológicos.

En las Smart Cities esto ya ocurre y el urbanismo y los modelos de gestión y servicios públicos que conocemos están cambiando. Así que para hablar de ello, os traemos este mes a Jaime Chinchilla García, Voluntario en el Grupo de Proyectos Públicos, responsable del área de Administración Local.

 

Bienvenido Jaime.

Bien hallado. Muchas gracias por invitarme a esta entrevista. Ha sido un placer asistir de nuevo al Congreso.

Jaime, sabes que primero siempre nos gusta conoceros un poco, así que pregunta ya obligada ¿en qué sector trabajas y a qué te dedicas profesionalmente?

Siempre me he dedicado al sector público como Ingeniero Civil y Consultor. Empecé mi carrera profesional trabajando en una gran ingeniería y consultoría pública, como es INECO, y tras pasar más de dos años en ella colaborando en Proyectos de AVE, decidí probar suerte en la Administración Local en mi provincia natal, Jaén, donde he trabajado de manera simultánea,  tanto por cuenta ajena  como freelance durante más de 15 años en Urbanismo, Obras y Servicios Urbanos para varios ayuntamientos. Desde hace 2 años, tras haberme formado en Gestión de Negocio y Nuevas Tecnologías, trabajo también como Consultor y Project Manager en proyectos públicos bajo el modelo de gestión y desarrollo que exige el concepto de Smart City. Éste concepto supone gestionar de una manera más integrada, transversal, colaborativa, digital y profesional los proyectos públicos municipales.

Como Directores de Proyectos pienso debemos estar “en continuo movimiento”, conociendo tendencias en dirección de proyectos y entendiendo el contexto cambiante que vivimos, y más actualmente, y como te he visto en el Congreso creo que tú también lo piensas ¿Te definirías inquieto?

Todo profesional tiene que tener inquietud por una mejora continua y por desarrollar continuamente su carrera profesional, como nos ocurre a los Directores de Proyecto que tenemos que ser capaces de integrar muchísimas áreas de conocimiento, y más aún hoy día en un mundo digital donde se transforma continuamente. Un buen Project Manager debe ser capaz de estar continuamente interesándose por las innovaciones y los cambios tecnológicos, debe ser por definición predictivo y no solo planificador. Yo siempre he tenido inquietud con tener un conocimiento, no solo ingenieril y de gestión en mi sector sino también en los últimos tiempos por lo digital y tecnológico. Desde hace ya algunos años vi la necesidad de transformase y reinventarse en un profesional mucho más transversal y digital, conocedor de todas las nuevas tecnologías como las que se han tratado en el Congreso (IoT, Big Data,  IA, BI, 3D, Smart Cities, BIM, GIS,  Drones, etc.) que no dejan de ser elementos clave y oportunidades, no solo generadores de proyectos, sino de la mejora y eficacia en la propia gestión de los mismos.

La Smart City es toda una realidad. ¿Tú qué dirías? ¿Que el urbanismo que conocemos se transformará, o simplemente evolucionará?

Cada entorno urbano o rural, cada ciudad o municipio, tiene su propia génesis urbana, y por tanto tiene sus propias necesidades y retos de mejora. A nivel de transformación de entorno cabe distinguir aquellos servicios e infraestructuras urbanas que hacen de soporte de la ciudad, los cuales más que transformarse se sujetarán a una evolución más natural con cargo a esa adopción y adaptación a la nuevas tecnologías, haciéndolos más eficientes, es decir, más que de transformación hablaría de regeneración y rehabilitación urbanas. Por otra parte, cabe distinguir de la capa de soporte anterior la capa de gestión (en la que están los proyectos públicos) y de relación con los ciudadanos, ahí sí que se está produciendo una verdadera y profunda transformación de los modelos de gestión, toda vez que están en un proceso de transformación digital encaminada a un modelo más abierto, transparente, electrónico y participativo o colaborativo.

¿Entonces las nuevas tecnologías y la transformación digital favorecen la implantación de buenas prácticas también en Dirección de Proyectos Públicos?

Sí por supuesto, son su principal driver. De hecho, los Ayuntamientos y Diputaciones provinciales que financian sus proyectos solo con fondos propios pero que también tienen un liderazgo público más innovador y una cultura de buscar resultados a través de una gestión más profesional, lo están haciendo al calor de la transformación digital y de las nuevas tecnologías, que exigen de los modelos de gestión pública mayor eficacia, mejores estándares en cuanto a transparencia y rendición de cuentas, y por tanto desde la cultura digital se está impregnando al sector público local de unas prácticas de gestión de proyectos más profesionalizadas ante unos ciudadanos cada vez más exigentes y mejor informados. Además dicho enfoque de gestión se enmarca bajo el concepto de Smart  City que representa, más allá de lo tecnológico, una nueva manera de gestión, un nuevo modelo de ciudad o municipio, y muy especialmente de una gestión más profesionalizada e integrada.

¿Crees que buscar una mayor eficiencia en la gestión de nuestras ciudades responde a cierta inquietud social actual por ese “derroche” que parece haberse venido practicando?

La gestión eficiente de un municipio o ciudad, no es que sea necesaria, es una obligación legal, presupuestaria, ciudadana y moral de toda administración pública, eso ha sido así siempre. Pero hasta ahora, como consecuencia de la crisis y de la caída de ingresos municipales, así como de la necesidad de buscar mayor sostenibilidad en todos los recursos públicos, se está requiriendo una gestión profesional mucho más eficaz, no solo eficiente, y muchos municipios y ciudades se han lanzado a dotarse de planes estratégicos de ciudad inteligente y sostenible, y al colgarse la etiqueta “Smart”. Por eso resulta que ahora ha aflorado de manera más consciente y patente una mayor sensibilidad por el gasto público y un mayor interés y exigencia por la eficiencia, y de transformar los entornos y sistemas urbanos en elementos más eficaces y sostenibles, y que se adapten en cada momento a las dinámicas urbanas, lo cual requiere un mayor control y seguimiento de gestión, tanto del proyecto como de sus resultados e impactos reales en la sociedad.

JChinchilla EntrNov18 02Bueno, que aún no te lo he preguntado ¿desde cuándo colaboras con el Capítulo de Madrid como Voluntario?

Pues prácticamente desde que soy socio del Capítulo, principios de 2015, coincidiendo además con el inicio de mi Certificación Profesional como PMP. He sido voluntario en el II y III Programas de Mentoring donde he tenido la oportunidad como Mentor de ayudar a otros compañeros a su desarrollo Personal y Profesional. Además desde principios de este 2018 soy Voluntario y responsable del área de Administración Local del Grupo de Interés de Proyectos Públicos, donde tratamos de poner en valor y difundir las buenas prácticas y la profesionalización de la Dirección de Proyectos en el Sector Público.

Como responsable de esa área, y con lo ya hablado ¿dirías que nuestra Administración Local requiere apoyo metodológico para lograr esa gestión que se demanda cada vez más eficiente?

Por supuesto, las administraciones públicas tienen que gestionar anualmente en sus distintos ámbitos y departamentos, millones de euros en inversiones  que se canalizan y materializan a través de miles de proyectos. Para hacernos una idea de la magnitud e importancia de la gestión pública, en España el consumo o gasto  público representa más del 41 % del PIB, estimándose que del mismo se destina directamente a proyectos de inversión pública más del 5 % (antes de la crisis superaba el 10 %). Así, y en un contexto de una estructura de gasto público cada vez más improductivo por el aumento del gasto social en pensiones y una masa salarial cada vez menor, junto a la caída de ingresos municipales por diversos factores, es de vital importancia y urgentísimo, que al menos los proyectos de inversión sean gestionados de manera eficaz y eficiente. Ambos conceptos, no suman, multiplican los resultados de gestión, en cuya virtud se encuentra la sostenibilidad financiera de sus cuentas públicas, gestionando y ejecutando sus proyectos con mucho mayor retorno socioeconómico y ambiental  para la sociedad.

Para conseguir mejorar los resultados de los proyectos y su impacto en la sociedad, ¿cómo crees que el sector público debería buscar la eficacia y sostenibilidad en sus Proyectos Públicos de inversión?

La eficacia la da un buen plan estratégico de gestión que integre de verdad, transversal y verticalmente, los servicios públicos, derribando silos estancos de información y de poder y gestión administrativos, que por desgracia aún existen en la mayoría de los departamentos. Por otra parte, la eficiencia la da una gestión más profesional y metodológica en gestionar a través de los proyectos las inversiones, pero la eficiencia también tiene que ver con una cultura más innovadora, abierta y digital que ponga en valor las oportunidades que traen consigo las nuevas tecnologías y modelos de gestión pública más abiertos y participativos. Sin embargo la excesiva regulación e intervención o burocracia administrativa, está siendo la principal barrera para la innovación y mejora en la gestión pública, además de la falta de competencias digitales de muchos empleados y profesionales públicos.

Entonces el problema no es solo un aspecto técnico de gestión sino también de innovación en los modelos de gestión pública ¿cierto?

Sí efectivamente, no es tanto una cuestión de aplicar unas metodologías u otras con mayor o menor profesionalización, como también de un cambio en la concepción de generar y ejecutar los proyectos de manera más abierta, transparente y colaborativa, donde el ciudadano y consumidor de los resultados de los mismos esté en el centro. Se necesita, por tanto, una innovación en la gestión pública de proyectos, que pasa por profesionalizar más su dirección, tal y como por cierto, ya reclama la UE a través de su propios  proyectos y de los condicionantes de gestión que imponen los fondos europeos que se reparten anualmente en multitud de programas y planes de inversión, y también por hacer de los proyectos un instrumento verdaderamente útil para dar a las inversiones una mayor sostenibilidad, no solo financiera, sino sobre todo social y medio ambiental. Al fin y al cabo los proyectos públicos son el lugar donde las estrategias públicas y las necesidades y demandas de los ciudadanos deben encontrarse y conciliarse, y en donde se maximicen los resultados.

Y en este ámbito más cercano al ciudadano, el de la Administración Local, ¿dirías que ahí sí se está avanzando en este sentido?

Si por supuesto, se está avanzando, aunque muy lentamente. Como decía antes el sector público, y en particular la Administración Local, se está nutriendo cada vez más para financiar sus proyectos de inversión en infraestructuras y servicios públicos, con fondos ajenos, muchos de ellos procedentes de la UE, por lo que los estándares de gestión son más exigentes y alineados con las buenas prácticas y metodologías como las del PMI. Ello no quiere decir que se apliquen de manera profusa y estandarizada, pero en muchos casos si viene de manera tácita o implícita en los requisitos y condicionantes del propio proyecto de inversión.

Jaime muchísimas gracias por dedicarnos este tiempo hoy pero sobre todo por querer hablar con nosotros de un tema tan interesante y apoyar al Capítulo difundiendo ese conocimiento que ayude a lograr alcanzar una gestión más eficaz y eficiente de nuestros recursos locales. Seguro todos nos beneficiaremos disfrutando de entornos urbanos mejorados.

Muchas gracias a vosotros por la entrevista.