raquel

Raquel García León

Secretaria PMI Madrid
Responsable de eventos
Consultora senior en Quint Wellington Redwood

 

En las últimas encuestas de satisfacción hemos detectado que vosotros, nuestros socios, valoráis positivamente la posibilidad de hacer networking con otros compañeros de profesión y ampliar vuestra red de contactos.

Al hilo de esta petición, nos surgió la idea de aprovechar el espacio de nuestro evento anual de junio para realizar esto que tanto valoramos: NETWORKING.

Es así como hemos decidido dar forma a nuestro próximo encuentro. Os espero a todos, el próximo 19 de junio en el Hotel Ilunion Pio XII para disfrutar de nuestro Encuentro Anual de Directores de Proyectos. Registrátre aquí. Más Información

La parte negativa es que, en esta ocasión, tenéis que venir dispuestos a trabajar :

 

¿Qué es el networking?

El networking es una práctica muy extendida en el mundo empresarial. El uso común que todos hacemos de ella es el de construir una red de contactos que nos ayuden a generar oportunidades de negocio o de mejoras en las condiciones laborales. Es habitual en cada uno de nuestros eventos dejar un espacio para el mismo.

PMI Madrid entiende el valor que aporta esta práctica para el socio y destina gran parte de su tiempo en diseñar y crear espacios adecuados para contactar con personas a las que nos unen intereses comunes.

El networking hace referencia a una serie de prácticas que podrían combinarse con tu propia estrategia de marketing.

Según la Wikipedia “Networking es un anglicismo empleado en mundo de los negocios para hacer referencia a una actividad socioeconómica en la que profesionales y emprendedores se reúnen para formar relaciones empresariales, crear y desarrollar oportunidades de negocio, compartir información y buscar clientes potenciales”. En resumen, lo que tanto nos gusta a los españoles: reunirnos en torno a un refrigerio a hablar de nosotros mismos :P

O lo que es lo mismo, el networking es la mejor herramienta que tenemos para relacionarnos con otras personas de nuestro entorno profesional para poder sacar algún beneficio mientras damos a conocer nuestra marca personal.


¿Qué necesito para asistir a la sesión?

Para llevar a cabo estas prácticas es necesario disponer de una serie de habilidades –en la mayoría de los casos son innatas, aunque no las tengamos desarrolladas-.

Debes preparar la sesión previamente para ganar en eficacia. Una de las debilidades más comunes a la hora de desarrollar el networking es la falta de planificación, se deja todo al azar. Todos nosotros sabemos relacionarnos, lo demostramos cada día con nuestros compañeros de trabajo, vecinos, otros padres en el colegio y miembros de la asociación. Para llevar a cabo un buen networking debemos esforzarnos, además, de rodearnos de personas adecuadas a nuestros intereses y construir relaciones beneficiosas.

Debes tener un objetivo a conseguir claro. Es un error común el asistir a este tipo de eventos sin conocer el interés que nos está generando. Quizá tu objetivo no vaya más allá de conocer a otros profesionales, sea el que sea debe estar claro. Para ello, analiza tu situación actual y marca tus objetivos.


¿Cuál debería ser mi actitud?

Si queremos construir relaciones fuertes y beneficiosas debemos emplearnos a fondo. No debemos ahorrar tiempo ni esfuerzo en cuidar a nuestra red de contactos: considéralo una inversión.

La única forma de fortalecer nuestros vínculos es siendo auténticos, abiertos, proactivos y dispuestos a echar una mano allá donde se nos necesite en aras de generar confianza mutua.


¿Qué me llevo de la sesión?

  • Conocer la visión de otros sobre mi marca personal.
  • Contactos de negocio.
  • Una metodología para relacionarme profesionalmente con otros perfiles con intereses similares al mío.


Cosas que no debo hacer bajo ningún concepto:

  • Buscar enchufe.
  • Enchufar.
  • Pedir favores.
  • Perseguir a otros.
  • Prometer cosas que no somos capaces de cumplir.
  • Repartir tu CV entre los asistentes.
  • Ser egocéntrico.
  • Hablar sólo con los “peces gordos” del evento.
  • Hablar en exceso.
  • Ser excesivamente callado.
  • Hacer esfuerzos por mostrar una imagen de ti mismo que no concuerda con la imagen que proyectas.

Y dicho todo esto deseo que disfrutes de esta experiencia que, con tanto cariño, hemos preparado para seguir contribuyendo en nuestro desarrollo personal y profesional.

¡Te esperamos!