PMI Madrid Spain

Un día en el Club de PMI Toastmasters



Raúl Fernández Cuenca
Miembro del Club Toastmasters PMI Madrid 
IT Project and Service Management Office Manager


Saber hablar bien en público no es una tarea fácil. Sólo unos pocos saben hacerlo realmente de forma natural y sin perder la compostura. Por el contrario, a la mayoría de los mortales nos pueden los nervios, sudamos, realizamos movimientos compulsivos, agitamos las manos de forma descontrolada,… y lograr aprender a controlar todo esto, aumentar la confianza en nosotros mismos y mejorar nuestra comunicación no verbal, son algunos de los temas que se tratan en las sesiones de nuestro Club Toastmasters de PMI Madrid.

¿Cómo es una sesión de Toastmasters?

 Cuando llegué a mi primera sesión de Toastmasters, a parte de los nervios anteriormente comentados, no tenía muy claro qué es lo que me iba a encontrar. El Toastmaster de la sesión, que es quien ejerce de director y anfitrión de las reuniones, se dirigió a mi, me presentó a los asistentes y pronto empecé a darme cuenta de que me encontraba en un ambiente mucho más amigable, de lo que en un principio me podía haber imaginado.

  

La primera charla - Ice Breaker

Desde la primera sesión a la que asistes como invitado, te das cuenta de que todo invita a perder el terror a hablar en público y a lanzarse a dar una primera charla.

Esa primera charla, no puede tener un mejor nombre que el de Rompehielos. Apareces con tu “chuleta”, te pones delante de la audiencia y comienzas con tu exposición.

Salvo que tengas muchas tablas, te puede pasar como a mí, que esta primera charla fue un cúmulo de tartamudeos, temblores y paseos por el escenario. Pero como las evaluaciones son tan sumamente constructivas, aun puntualizando claramente todos los defectos, te quedas con muy buen sabor de boca y ganas de continuar preparando más charlas.


El poder de la improvisación

La improvisación es un factor clave en oratoria, ya sea para hablar con una persona o en un discurso a un público numeroso. Como no podía ser de otra forma, en las sesiones de Toastmasters también se fomenta que la gente se lance a improvisar, y para ello, el presentador de charlas improvisadas (Topicsmaster) organiza la sección de discursos improvisados explicando su funcionamiento y eligiendo quienes deben participar en ellas.

A modo de ejemplo, recuerdo que en la primera charla improvisada en la que participé como orador de la misma (Table Topics Speaker), me tuve que meter en el papel de Rafa Nadal, exponiendo ante mi entrevistador, mis sentimientos como abanderado de la selección en unos juegos olímpicos. Tener que hablar sobre la marcha sin tiempo para pensar lo que quieres decir, y hacerlo de forma natural y sin titubeos, es una tarea sumamente complicada, que con práctica, nos permite salir airosos en nuestras exposiciones, de situaciones embarazosas.


Las muletillas

Cuando descubres lo que son las muletillas, la cantidad de veces que las utilizamos en nuestros discursos y la importancia que tiene el poder evitarlas, das un nuevo salto en el camino a convertirte en un gran orador. 

Las hay que llenan los espacios que necesitan pausas, para hacer énfasis, de pasarela cuando iniciamos una idea y antes de que ésta despegue, o también las hay de revisión, pero en cualquiera de los casos, estropean nuestros discursos, y si no tenemos una audiencia que las vigile y nos advierta de ellas, muchas veces pasarán desapercibidas para nosotros.

El Contador de muletillas (Ah-Counter), es precisamente el principal encargado de evaluar su uso por parte de los participantes. Gracias a todos aquellos que en cada charla van asumiendo este rol, vas pudiendo comprobar poco a poco, como desde que das la primera, las vas minimizando o eliminando de tus discursos.


Los tiempos

Los tiempos establecidos para nuestras charlas, son algo sumamente  importante como para que los sepamos controlar y respetar. Al igual que con las muletillas, para esta misión, tenemos siempre la ayuda de otro miembro del grupo, que será el que ejerza de Cronometrador (Timer).

La primera vez que un cronometrador, literalmente te saca una tarjeta roja para indicar que te has pasado de tu tiempo, no sabes como acelerar el final de tu discurso sin que tu audiencia aprecie precipitación o comiencen a aplaudirte como locos, para que te des por enterado que ya estás fuera de los límites.

Lo de la tarjeta roja, es literal. El cronometrador mide el uso del tiempo empleado, de acuerdo a lo estipulado en la agenda y controla a través de tarjetas de colores (rojo, amarillo, verde), los tiempos de nuestras exposiciones.

Esto es algo, que nos ayudará a aprender a condensar todas nuestras ideas y conocimientos sobre lo que queremos hablar, en unos pocos minutos.


Las evaluaciones

Y cuando termina la sesión, llega el momento de las evaluaciones. Dar un feedback positivo siempre es muy motivante e inspirador, pero aunque las evaluaciones de las sesiones de toastmasters son sumamente constructivas, es necesario que los aspectos negativos, también los conozcamos para poder corregirlos y mejorarlos.

En las sesiones de Toastmasters, se tiene muy en cuenta que cuando haya que dar una opinión negativa, se haga siempre de tal manera que jamás se destruya la autoestima del ponente.

Aunque todos los asistentes evalúan nuestras exposiciones, y esto hace de las sesiones algo aún más enriquecedor si cabe, siempre nos encontramos con varios observadores dedicados exclusivamente a seguir nuestros movimientos con detenimiento: 

  • El Evaluador de Gramática (Grammarian ): Evalúa el uso correcto e incorrecto que hacemos del lenguaje.
  • Evaluador (Evaluator): Evalúa nuestro desempeño como oradores, de acuerdo a los objetivos del proyecto que estemos presentando.
  • Evaluador General (General Evaluator): Es el encargado del equipo de apoyo y quien se encarga de evaluar la sesión. De esta forma, van mejorando continuamente el transcurso de las mismas.

A día de hoy, puedo decir, que mis exposiciones son bastante más fluidas que cuando entré a formar parte del Club de Toastmasters. Queda muchísimo trabajo por hacer, pero la verdad es que es un auténtico placer poder contar con gente con sobradas capacidades comunicativas, de los cuales me enriquezco en cada una de las reuniones que tenemos en la Escuela de Negocios EAE, los segundos y cuartos lunes de mes a las 19:30.

¡¡¡Animaos!!!... ¡¡¡Os esperamos!!!

Más información en: PMI Madrid Toastmasters

Próximos Eventos Toastmasters

There are no up-coming events